Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y mejorarlos analizando la navegación. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.

Tuve hambre y me dieron de comer, tuve sed y me dieron de beber, estaba desnudo y me vistieron… Cada vez que lo hicieron con uno de mis hermanos más pequeños a mí me lo hicieron. (Mateo 25, 34 SS)

En estos dos años de desarrollo del proyecto, hemos sido testigos de la acción del Espíritu en la vida de los hermanos en situación de calle que a través del camino de rehabilitación que han vivido testimonian con alegría:

 “Después de veinte años en la calle, comiendo de la basura, sin trabajo, consumiendo droga, y alcohol, hoy he podido volver a mi familia, reconciliándome con mi hermano, y celebrándole el cumpleaños a mi madre  como un hombre nuevo, dándole paso a Dios para que realizara su obra”.

Otra atención que brinda la casa, a los hermanos que siguen en situación de calle, es acogerlos tres veces a la semana, para bañarse, cambiar de ropa y  comer, aunque la comida la hemos tenido que reducir a un solo día por falta de recursos, ya que el proyecto no tiene ayuda de ningún organismo oficial, y la situación económica del país está muy difícil para conseguir alimentos, mantener las instalaciones y pagar salarios.

Cuenta corriente para donaciones al proyecto:

ES28- 2038-1820-2430-0061-0039

 

Ventanas de compasión

Queremos celebrar que en medio de este mundo en el que abunda el dolor y en el que parece reinar la indiferencia, hoy podemos reconocer también una corriente de Compasión que va abriendo ventanas a muchas y diversas iniciativas de humanización y solidaridad.

Nosotras, hemos querido ser cauce de esa corriente compasiva a lo largo de estos 200 años en los lugares donde vivimos y a través de los proyectos que organizamos o en los que participamos.

Te invitamos a asomarte a estas ventanas y a también a abrir los ojos a tu alrededor por si esa corriente pasa cerca y te llama a entrar en ella… O tal vez ya estás dentro y tienes un testimonio que compartir…